Arte en Metaversos y ciberarte

Featured

“Lo que vemos hoy día es un arte que busca un contacto más inmediato con la gente de lo que permite el museo… y el museo a su vez se esfuerza por acomodarse a las inmensas presiones que se le imponen desde dentro y fuera del arte. Entonces, tal como lo veo, nosotros somos testigos de una triple transformación- en el hacer arte, en las instituciones del arte, y en el público del arte-”, A. Danto, Después del fin del arte: el arte contemporáneo y el linde de la historia. Barcelona, Paidós, 1999, P. 193.

Los artistas llegaron primero. Ávidos de nuevos canvas experimentales se encarnaron en avatares dentro de ecosistemas virtuales. Estos nuevos colonos propiciaron la aparición y desarrollo del mundo del arte en metaversos y originaron un nuevo concepto de arte: el ciberarte.

La principal característica de éste tipo de arte, que podría incluirse dentro del arte digital y que contiene diversas corrientes, es que es un arte nacido y creado en y para espacios virtuales. Va dirigido principalmente a los usuarios de estas comunidades sociales en 3D, aunque la proliferación de machinimas y performances que interactuan  con estos mundos sintéticos permiten abarcar más público . Otras características importantes son que suele ser un arte interactivo y que escapa a las leyes de la física (a menudo definido como “imposible de hacer en el mundo real”), lo que lo hace destacar del arte producido en medios convencionales.

No obstante, hemos de distinguir entre cibertarte y arte que recrea en metaversos obras existentes en el mundo físico, en su mayoría cuadros. A este tipo se le puede clasificar como “arte real” en soporte virtual y su objetivo sería la promoción de obras, artistas y/o galerías a través de nuevos medios de difusión online. Este es el caso, por ejemplo, de la Dresden Gallery.

Al igual que ya pasó con las cámaras digitales, la enorme facilidad de crear y construir que permiten estas plataformas  favorece el ejercicio del acto creativo de los usuarios. El tag “ciberartista”, por tanto, escapa a sus orígenes: ya no queda ceñido al colectivo de artistas profesionales o estudiantes de Bellas Artes, sino que se amplifica y conduce al desarrollo de artistas amateur y nuevos artistas.

Machinima UWA II : Freedom